SOLUCIONA LA ANSIEDAD CON BIONEUROEMOCION

La ansiedad es una sensación de angustia y nerviosismo hacia el futuro por lo que puede suceder o por que se repita algo del pasado. El miedo genera en nuestra mente un exceso de información que generalmente poco o nada tiene que ver con la realidad. Algunas veces sencillamente nos quedamos con esa sensación y usamos técnicas como las respiraciones conscientes para controlarla, pero sino comprendemos qué creencias o patrones alimentan este exceso de futuro lo seguiremos haciendo.

Con mayor frecuencia nos negamos sentir la ansiedad y huimos intentando tener la mente ocupada, enmascarándola en rutinas de alimentaciones basura, excesos, alcohol, drogas, entre otras muchas. La forma en la que huimos de la ansiedad nos revela de qué estamos escapando, qué sensación no queremos sentir. Debajo de la ansiedad hay otra sensación más profunda e inconsciente que no queremos ver y realza todo ese miedo al futuro.

La gran mayoría de las emociones que tapa la ansiedad y evitamos sentir se crearon en la infancia, donde vivimos situaciones de dolor o falta de amor que forjaron unas creencias concretas. Las creencias y las emociones de las experiencias se nutren entre sí, creando una imagen mental de la experiencia mucho más dramática, lo que todavía hace más grande la ansiedad, para así podernos salvar de tener que sentir esas sensaciones desagradables. El problema es que hasta que no las sintamos y las integremos en nosotros, no conoceremos esa parte de nosotros mismos. Cuando la conozcas ya no reaccionarás más de forma inconsciente y encontrarás dentro de ti nuevos recursos. Hasta entonces lo que hará nuestra mente será evitar cualquier experienia donde estén esas situaciones y sensaciones, y en tú presente, intentarás refugiarte en cosas externas para intentar seguir caminando por la cuerda floja.

Es un acto reflejo, si pones la mano encima de una vela, te quemas y la quitas rápidamente. Como esas emociones nos queman, huimos rápidamente.

Voy a acompañarte a través de este post a que tengas fe en ti mismo y que experimentes cómo, cuando eres capaz de sentir esa quemazón, ese dolor, la llama desaparece y liberas la ansiedad. Es un compromiso contigo, adelante.

 

En un principio vamos a encontrar la situación que te da miedo afrontar, donde sientes impotencia, te desvalorizas pensando que tú no puedes con la situación y te limitas. Cada vez que estás en una situación igual o similar a esta la evitas vivir, pierdes el control de tu cuerpo ya que la única necesidad que ahora tienes es sobrevivir a eso que detectas como “peligroso”. Puedes reaccionar de tres formas:

- Luchar/Enfrentar
- Huir/Evitar
- Parálisis

Podemos pensar que si nuestro cuerpo reacciona ante la situación de esta forma es mejor no vivirla, porque vemos que el problema lo tiene la situación y en realidad el cuerpo se activa de esta forma por las emociones que anidan en el inconsciente y como un prisma, entorpecen la perspectiva viendo la situación negativa. Esto nos deja como unos robots dominados ya que reaccionamos al miedo de una forma dramática al pensar que, si lo intentamos procesar de distinta manera, el problema se agravará, pero no deja de ser ese acto reflejo de quitar la mano del fuego porque quema.

De esta manera el conflicto entra en bucle desgastando a la persona hasta que se actúe de forma diferente o se sientan las emociones reprimidas, hasta entonces el sentido seguirá siendo: “luchar contra el problema, huir o hacerse el muerto”.

Como hemos visto, la ansiedad oculta una emoción más profunda y que no ha salido a la superficie, pregúntate, ¿Qué siento cuando siento ansiedad? Puedes hacerlo escribiendo para que te sea más visual.

Una de las creencias más limitantes en la ansiedad es el: “yo no puedo enfrentar eso”. Con esta creencia usamos la imaginación para recrear una y otra vez los peores escenarios, como una especie de entrenamiento para cuando tengamos que vivirlo. Toda esta utopía alimenta la ansiedad y el miedo, a partir de ahora imagínalo del revés:

 

1.Imagina esa situación como lo sueles hacer, con ese trágico final, el miedo, la impotencia, etc

2.Ahora con total honestidad, ¿Qué recursos necesitas para poder procesar la situación de forma óptima, saludable y en paz? (paciencia, valentía, coraje, honestidad, decisión, firmeza…)

3.Vuelve a imaginar la situación, pero esta vez con todos los recursos que has encontrado. Deja que la escena se mueva con estas nuevas sensaciones de paz, solucionándolo de una forma saludable y óptima. (Hazlo hasta que puedas vivirlo en primera persona)

4.Por último, coge la imagen que has vivido óptima, saludable y en paz. Hazla enorme, súper grande en tu mente, lo más grande que puedas. Auméntale el brillo y el contraste, ponle más calidad, mejora el sonido de la imagen y deja que las sensaciones crezcan dentro de ti.

5.Una vez hecho toma tres respiraciones profundas para relajar la mente y el cuerpo.

6.Ahora quiero que pienses qué pequeña decisión puedes tomar ahora mismo para conseguir esa imagen óptima y hazlo (buscar información por internet, por ejemplo).

7.De igual manera, una decisión grande que puedes tomar ahora mismo para conseguir esa imagen óptima y hacerlo (llamar a alguien que signifique una gran decisión, por ejemplo)

 

Puedes hacer este ejercicio cuantas veces necesites para creerte y sentirte poseedor de esos recursos.

 

La ansiedad se puede desmontar identificando y cambiando las creencias y pensamientos negativos inconscientes, pero en algunos casos la ansiedad viene en forma de un ataque fuerte de hiperventilación. Toma conciencia de que es tu imaginación la que toma el poder y agrava el problema. Te exiges demasiado y no tienes que demostrarle nada a nadie, has de ser tú mismo, escuchar tu corazón y confía más en las personas que te rodean, en la vida y sobre todo en ti. Todavía hay infinidad de potenciales dentro de ti que están despertando y cuanto más vivas tu presente, más los conocerás. Llena tu mente de sueños, metas y objetivos que te den paz…

 

“Te conviertes en la que piensas” - Buda

 

Hay infinidad de formas de huir, vamos a ver las 3 más comunes:

Comer

Cuando usamos la comida para ocultar la ansiedad, aunque no nos demos cuenta, buscamos un tipo de nutriente específico: Las Grasas. ¿Porqué? Para el inconsciente simboliza protección, como el miedo es por supervivencia, si me lleno de reservas me protejo y tengo más posibilidades de sobrevivir. El vacío que sentimientos es en el estómago, por lo que te habla de una situación (soledad, por ejemplo). Entonces, ¿De qué situación te proteges?

En segundo lugar, como vimos antes, la gran mayoría de estas conductas se crean en la niñez. La comida se usa para intentar llenar el vacío emocional, los alimentos son “alimento emocional”, así que los usamos para intentar sanar ese vacío que sentimos en el estómago. El aburrimiento, las preocupaciones y la soledad son frecuentes en personas que usan la comida como huida. ¿Qué situación viviste de pequeño donde no tuviste el amor que necesitabas? Puede ser un momento de soledad que viviste donde echabas de menos a tu familia, a mamá y papá, o sobre todo a mamá.

Toma conciencia de la situación y piensa que no puedes llenar un vacío emocional con algo material. Tampoco va a venir nadie a llenarlo, porque es algo que llenas tú mismo. Encuentra la comodidad en tu soledad, céntrate en el presente para las preocupaciones y haz cosas que te guste o apasionen para tu aburrimiento (escribir, dibujar, meditar, leer, deporte, etc)

 

Fumar

El conflicto de esta huida es que se ha sociabilizado y tenemos muchas creencias que avalan el tabaco. Personalmente solo te planteo una pregunta, dependiendo de tu respuesta sabrás lo que tienes que hacer, ¿Fumar realmente te hace feliz?

El humo del tabaco busca llenar otro vacío, esta vez en los pulmones. Tiene que ver con mamá y el territorio. Nos habla de varias situaciones:

- “Lleno de humo mi atmósfera para no verla, la nublo, no quiero afrontarlo, me siento inseguro”
- “Me alimento del humo para llenar el vacío de amor que mi madre no me llenó, chupar el cigarro – chuparse el dedo, el calor del humo es el amor de mamá”
- “Tengo miedo a la muerte, repito: “de algo hay que morir”, pero en realidad es mi miedo en un bucle”

¿De qué situaciones huyes?

La falta de confianza y el exceso de desvalorización en los fumadores habla de una falta de recursos. El compromiso y la valentía para dejar de fumar se eclipsa por esta sensación de impotencia. Puedes repetir el ejercicio que antes compartí para dibujar en tu mente el acto de fumar con esos recursos y observar qué pasa. La preguntaría sería, ¿Qué recursos necesitas para dejar de fumar?

 

Alcohol

Cuando hablamos de alcohol nos referíamos a buscar la desactivación del prefrontal, es decir, buscar la embriaguez.

El alcohol nos habla de la protección y de mamá. Es una huida de una situación que considero inaceptable, lo que me entristece. Como el beber está relacionado con la fiesta y la alegría, nuestra mente lo asocia y cada vez que bebemos alcohol nos ponemos contentos, pero no porque el alcohol consiga eso, sino porque nuestra mente le da esa capacidad. También da una sensación de libertad, ya que, sin el frontal óptimo, la memoria, la concentración y el autocontrol baja considerablemente.

Hay un miedo a que nos vuelvan a hacer daño, a ser herido de nuevo y no tener a nadie que me proteja, miedo a soledad. Puede a ver un padre ausente o por el cual solo nos comunicamos a través de mamá. “Bebo para olvidar”, represión del pasado, culpabilidad o no aceptación de lo vivimos. “Los borrachos siempre dicen la verdad”, forma de expresar verdades que tengo que callarme frente a la familia. “Quiero que mis padres sean felices”, como ellos están siempre deprimidos, bebo para estar contento, pero es una ilusión.

Encuentra las situaciones en relación a este contexto. Aquí también hay una falta de recursos y puedes usar el ejercicio para mejorarlo.

 

Más huidas son: juegos, drogas, trabajo, deporte… todo en su exceso.

Muchas veces la parte inconsciente que alimenta la ansiedad está también anclada en las experiencias del árbol genealógico (abuelo alcohólico, nieto que huye en el alcohol). Para ello a través de una consulta de BIO se puede estudiar el transgeneracional y liberar esos programas condicionantes.

Como final te invito a un pequeño plan de compromiso:

- Escribe tu OBJETIVO: ¿Cómo te ves dentro de un año con la ansiedad? (Escribe en presente y   positivo: “Estoy sano y la ansiedad ha desaparecido”)
- Ponle SENTIDO: ¿Para qué quieres este objetivo?
- Crea un posible PLAN DE ACCIÓN de lo que vas a hacer para conseguirlo

 

Héctor Ibáñez

Comments

If you want to post comments, you need to login first. login

Información al usuario

En este espacio virtual, Ud. Obtendrá información que tiene que ver con la salud.

Ninguna opinión o información que pueda extraer de los textos que aquí se publican, sustituyen ni pretender alterar la relación que Ud. Tiene con su médico.

Es su responsabilidad usar y hacer uso de esta información de manera que complementen y enriquezcan sus conocimientos sobre su estado emocional.

En última instancia, es su responsabilidad tomar las decisiones más convenientes sobre su salud.

Sobre BioCommunity

Bienvenidos a la mayor comunidad de salud, crecimiento personal e intercambio de conocimientos.

En esta comunidad podréis encontrar diversa información sobre diversas técnicas de curación así como gran variedad de expertos en estas terápias.

Donación

Si deseas realizar un donativo para la sostenibilidad de la comunidad, puedes hacerlo con el siguiente botón a través de PayPal.

Todos los donativos irán destinados a la mejora y al mantenimiento de la comunidad, así como el coste de los servicios implicados.