Comprendiendo las Creencias y Cómo Transformarlas

Las creencias moldean la realidad, pero no significa que aquello que ves no es real, lo es en cierto modo, pero el mundo que ves fuera, en el exterior, es “mentira”. El mundo exterior es un fiel reflejo de nuestro mundo interior, tanto como seres individuales, como en la sociedad que formamos llamada: Humanidad. El mundo es la pantalla donde se plasma nuestra manera inconsciente de observar el mundo, es decir, nuestras creencias.

Para comprender las creencias voy a exponer algunas características del inconsciente:

El Inconsciente

- El inconsciente es, más o menos, un 95% de ti, forma parte de ti. En él se encuentran todas las soluciones.

- En él están guardados todos los conocimientos y recursos.

- Es sabio y protector, busca la supervivencia y se ocupa de regular y coordinar las funciones biológicas.

- Procesa simultáneamente la información entrante a través de los sentidos, la memoria y la creatividad.

- Es simple y literal como un niño pequeño, con un placer siempre respetuoso con lo profundo del ser.

- Vive en el presente.

- No entiende la negación.

- Su actuación no es aleatoria, tiene un sentido y un objetivo. Está instalado en la supervivencia.

- Su lenguaje es simbólico y arcaico.

- Es sensible a las emociones, al espacio y las formas.

- Escucha el verbo en una frase.

- No distingue entre lo real y lo virtual.

- Sus prioridades, por orden, son:

            1. Supervivencia

            2. Placer

            3. Facilidad

 

Quiero que te imagines con los ojos cerrados que estás saliendo de tu casa, tienes una mansión multimillonaria y vienen a recogerte en un lujoso coche para llevarte al mejor lugar que te puedas imaginar. Allí te hacen entrega de un maletín con 10 millones de euros. Sencillamente te lo quieren regalar porque sí.

Bien, cómo te has sentido? Ha sido agradable o incómodo? Alguna sensación molesta? Algún pensamiento de: “esto no es posible”?

Si te has sentido bien, perfecto! Si has tenido alguna sensación que cuestionaba lo que ocurría, te está diciendo que hay algo que no te permite aceptar esa posibilidad.

Pongamos cuánticos. Está demostrado que la matriz o el campo es una inteligencia que acoge todas las infinitas posibilidades, más de las que a priori puedes imaginar. Entre ellas se encuentra la posibilidad de que te regalen 10 millones de euros, pero eso no va a ocurrir porque de forma consciente o inconsciente has decidido que eso no es posible, lo que indica que hay algo más profundo que ha elegido por ti antes.

La energía sustenta la materia. La energía es instantánea, la materia tiene una inercia. Cuando eliges, tanto consciente o inconscientemente, estás colocando tu energía y esto crea una resonancia que transforma la materia con un tiempo de inercia (por eso la perseverancia es tan importante cuando transformamos una creencia).

Imagínalo así:

A tu alrededor tienes un campo llamado aura que está en un constante flujo de energía (como un fractal de la consciencia pura), cuando tienes una creencia, en ese flujo, se crea un bloque que colapsa la energía (pasa de onda a partícula) y este bloque, vamos a poner el ejemplo de que lleva la información de: “El dinero solo se gana trabajando”. Esta creencia puede estar anclada al sufrimiento y vibra en unos 100Hz.

Esta creencia generará una resonancia que atraerá a tu vida situaciones que vibren en esa misma frecuencia. Conforme lo vas viendo en tú vida, certificas tu creencia: “Ves como la única forma de ganar dinero es trabajando, ya te lo decía”. Cuando es verificada muchas veces, esta creencia, se transforma en una verdad absoluta. Comenzamos a defenderla frente a los demás y a evitar otras posibilidades. Quizás empiezas a rechazar regalos de dinero o los gastas rápidamente, un capricho, un gasto inesperado, pero siempre ocurre algo y así, poco a poco, como una cebolla, esa creencia se va tapando con capas de pensamientos, razonamientos, sub-creencias, experiencias, etcétera.

Las creencias muchas veces están escondidas en algún resentir profundo el cual nos duele expresar. Toda creencia va anclada a una emoción que hace vibrar la creencia y toda emoción es regresiva. Esto quiere decir que las creencias o el resentir tienen un principio, una raíz, y para viajar hasta ese momento se observa qué emoción se siente.

Normalmente es un acto reflejo no encontrar la raíz, el resentir o la creencia profunda e inconsciente. Piensa que está reprimida porque nos duele, cuando te quemas apartas la mano instintivamente, lo mismo ocurre con una creencia, hay un estrés y un sufrimiento, en la mayoría de los casos con una fidelidad a nuestros antepasados que nos dificulta liberar esas creencias.

Queda claro entonces que saber la emoción que sustenta la creencia es fundamental para observar de donde nace y si es potenciadora o limitante (no hay creencias buenas o malas). Para tener un poco más claro la resonancia de las emociones comparto “El Mapa de Consciencia” de David Hawkins, expuesto en su libro “Dejar ir. El Camino de la Entrega”, el cual invito a leer:

Algunas creencias se detectan de una forma sencilla a través de las emociones, o puedes poner un tema (trabajo, dinero, familia…) y hacer una lista de las creencias que tienes en relación. Algunas están más profundas y necesitamos un empujoncito para atrevernos.

Una vez somos consciente de la creencia, automáticamente esta deja de ser inconsciente y nuestro consciente es quien comienza a darle energía. Algunas veces darse cuenta de la creencia o expresar el resentir de esa creencia ya te libera de ella. Sin embargo otras necesitan una ayuda. Hay muchas técnicas para remover las creencias y transformarlas, voy a mostrar una que uso en consulta:

 

Ahora que eres consciente de tu creencia: “E dinero solo se gana trabajando”, vas a decirle a tu inconsciente que te vas a liberar de esa creencia y que vas a implantar una nueva.

Escribe en un papel la creencia que vas a liberar.

Cerrando los ojos quiero que dejes que se exprese en ti el amor, la paz, la prosperidad, la abundancia, la alegría… Ahora, auméntala, abraza esa emoción tal y como venga.

Desde ese lugar tan profundo y amoroso, cómo puedes transformar esa creencia, lo que te llegue… “Acepto recibir el dinero del universo”.

Ahora quiero que respires profundamente y abras los ojos. Coge el papel con la antigua creencia y quémalo diciendo y sintiendo “Gracias” por lo que te ha acompañado.

Cuando lo sientas cierra los ojos, respira profundamente y desde lo más profundo de tu ser, repite “Acepto recibir el dinero del universo”. Permite que la resonancia de lo que sientes y el eco de tu voz resuene en todo tu cuerpo y en toda tu vida.

Cuando lo sientas puedes abrir los ojos y volver conmigo.

 

Héctor Ibáñez

Comments

If you want to post comments, you need to login first. login

Información al usuario

En este espacio virtual, Ud. Obtendrá información que tiene que ver con la salud.

Ninguna opinión o información que pueda extraer de los textos que aquí se publican, sustituyen ni pretender alterar la relación que Ud. Tiene con su médico.

Es su responsabilidad usar y hacer uso de esta información de manera que complementen y enriquezcan sus conocimientos sobre su estado emocional.

En última instancia, es su responsabilidad tomar las decisiones más convenientes sobre su salud.

Sobre BioCommunity

Bienvenidos a la mayor comunidad de salud, crecimiento personal e intercambio de conocimientos.

En esta comunidad podréis encontrar diversa información sobre diversas técnicas de curación así como gran variedad de expertos en estas terápias.

Donación

Si deseas realizar un donativo para la sostenibilidad de la comunidad, puedes hacerlo con el siguiente botón a través de PayPal.

Todos los donativos irán destinados a la mejora y al mantenimiento de la comunidad, así como el coste de los servicios implicados.